LO ÚLTIMO: Escuela de Cozumel levanta muro, ¡en fiesta de graduación!        Golpean hasta sangrar a su hija para que confiese ‘noviazgo’        El DIF-Xalapa realiza Jornada de Salud en la Central de Abasto        Científicos de la UNAM aconsejan no subestimar huracanes de baja categoría        Acusan de pederastia al encargado de las finanzas del Vaticano        AGUAS XALAPA:En la CDMX sacan cinco toneladas de basura al día de presas.        PEPE Yunes encabeza reunión con autoridades en funciones y electas de la zona de Huatusco.        Atinado, mejorar imagen del Centro Histórico pesando en el peatón: Colegio de Ingenieros        Activan protocolo de seguridad por amenaza de bomba en avión de Interjet        Periodistas protestan en el Zócalo por asesinato de Salvador Adame        Chile, primer finalista, elimina a Portugal en penales.        La SSP iba a desalojarlo por moroso... y le halla arsenal        Se tiene que continuar la reconstrucción del Centro Histórico: Julio César Solís        Atiende Américo Zúñiga solicitudes para regularización de espacios para comercio y vivienda        Mantiene, Ayuntamiento de Xalapa, atención a vecinos de Las Fuentes        
Visitas: 18,433,583
Jueves 29 de junio de 2017     enestahora@outlook.com

En Esta Hora - Muere a los 89 años el ex dictador y ex agente de la CIA Manuel Noriega

Muere a los 89 años el ex dictador y ex agente de la CIA Manuel Noriega

El “hombre fuerte” de Panamá fue extraditado a su país, ya gravemente enfermo, a finales de 2011, tras cumplir más de 20 años en la cárcel en Estados Unidos y Francia por narcotráfico y blanqueo

El ex dictador Manuel Antonio Noriega, que gobernó de facto Panamá entre 1983 y 1989, hasta ser derrocado por una invasión de Estados Unidos, murió ayer a los 83 años en un hospital público panameño, donde llevaba ingresado en la unidad de cuidados intensivos.

Pasó sus últimos días en estado crítico en el hospital capitalino, al que llegó procedente de la casa de su hija Sandra gracias al arresto domiciliario temporal autorizado por la Justicia el pasado 28 de enero, para que cumpliera adecuadamente el pre y el postoperatorio.

“Éste es un momento de dolor”, dijo Sandra mientras huía de los medios a la salida del Hospital Santo Tomás, el más importante del país y en el que ingresó Noriega el pasado 6 de marzo, un día antes de serle extirpado un tumor cerebral benigno.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo en un mensaje en Twitter que el fallecimiento de Noriega “cierra un capítulo de la Historia” y dijo que “sus hijas y sus familiares merecen un sepelio en paz”.

“Cara de piña”. El “cara de piña”, como era conocido popularmente, gobernó Panamá con puño de hierro entre 1983 y 1989. Fue un reconocido agente de la CIA especializado en operaciones de contrainteligencia y sus detractores le acusaban de participar en el tráfico de drogas y en el contrabando de armas.

El ex dictador pasó 27 años preso, 22 de ellos en EU y Francia, por narcotráfico y blanqueo de dinero, y 5 de los 60 que tenía que purgar en Panamá por delitos que incluyen homicidio y graves violaciones a los derechos humanos.

El pasado 27 de enero, un día después de su extradición a Panamá, Noriega declaró por primera vez ante un juez en su país y proclamó su inocencia de los cargos de asesinato por los que fue condenado en ausencia.

“Con mi corazón, bajo el nombre de Dios, no tuve nada que ver con la muerte de ninguna de estas personas”, declaró Noriega. “Siempre hubo una conspiración permanente contra mi persona, pero estoy aquí de frente, sin cobardía”, añadió el ex general.

Noriega fue condenado en ausencia en Panamá por la desaparición y el homicidio del guerrillero izquierdista Hugo Spadafora, por la muerte del militar opositor Moises Giroldi y por la llamada “Masacre de Albrook”, en 1989, cuando murieron 9 militares que intentaron derrocarlo.

“Dios hace lo suyo”, dijo Petra Ortega, viuda del excapitán Ismael Ortega, una de las víctimas de esa masacre, al referirse a la muerte del ex general. “Nunca dijo quiénes más estaban involucrados en los asesinatos”, agregó a la cadena local TVN.

La ruptura del silencio de Noriega sobre el destino de muchos desaparecidos y muertos ha sido una de las mayores reclamaciones de la sociedad panameña.

“Sus cómplices están vivos y conocen las atrocidades que se perpetraron”

El coronel Roberto Díaz Herrera, antigua mano derecha del ex dictador y el hombre que le delató y acusó de narcotráfico, entre otros delitos, dijo tras conocer la muerte de Noriega se ha llevado a la tumba muchos secretos, pero que hay colaboradores suyos que siguen vivos y conocen las “atrocidades” que se perpetraron en Panamá.

“Noriega fue el actor principal de una película que se volvió un drama oscuro y triste, pero en esa película había también otros actores secundarios que no han querido ni quieren hablar y que parece que no estuvieron en el escenario”, afirmó el coronel, que fue jefe del Estado Mayor y segundo al mando del régimen militar panameño.

El ex dictador “no era fiscal, no era procurador, era el hombre que mandaba pero durante su régimen había una Corte Suprema, había magistrados, fiscales, procuradores, que fueron cómplices o que al menos sabían cosas y no hablaron”, apuntó el coronel.

FUENTE: EFE/PANAMÁ.