LO ÚLTIMO: Pentágono retuitea petición de renuncia de Trump        Es un honor ser xalapeño; no tengo empacho en presumirlo: Jorge Mario Pardo Rebolledo        Ministro Mario Rebolledo Fernández, xalapeño ilustre del siglo XX: Américo Zúñiga        Exalcalde venezolano exiliado llega a España; recibe apoyo de Rajoy        Negación del cambio climático es “actitud perversa”: Francisco        Que la FSTSE "no se aguanta las ganas" y destapa a Meade.        El PRI parece querer enderezar el rumbo...Nombran a Yolanda Lagunes, Delegada en Xalapa Urbano.        El presidente Peña hace recorrido en la comunidad de La Nopalera, en el municipio de Yautepec        El presidente Peña promulga la Ley General en Materia de Desapariciones...        “Acudamos con puntualidad a la cita con el futuro”: dice Américo Zúñiga a síndicos veracruzanos        A partir de lunes 20 cerrarán a la circulación cruce de Xalapeños Ilustres con Insurgentes        Veracruz-Puerto: Fideicomiso del Centro Histórico aprueba nuevas obras de rehabilitación para primer cuadro de la ciudad        Ramón Poo asiste a entrega de órdenes de pago a damnificados por los sismos de septiembre        El presidente Peña instruyó a Conagua acelerar los trabajos de recuperación y desazolve en las Cascadas de Agua Azul        Brindan conectividad a los Pueblos Mágicos        
Visitas: 18,532,301
Sábado 18 de noviembre de 2017     enestahora@outlook.com

En Esta Hora - La supervisión escolar en la federación
La supervisión escolar en la federación
El libro mencionado en la primera parte (“Función de alto riesgo”) anticipa lo que documentos como el PPI –Perfiles, Parámetros e Indicadores– ya establecen de 2014 a la fecha: «transformar las funciones de la supervisión escolar a fin de que transite de las tareas de control y operación, a la mejora educativa centrada en las labores pedagógicas». Hasta el momento muchos inspectores no tienen muy clara esta transición, pero poco podríamos alegar si algunas autoridades tampoco lo han percibido.

Los inspectores, bajo esta nueva concepción, en lugar de ocuparse principalmente de transmitir disposiciones e instrucciones superiores, de ordenar, controlar y verificar tareas administrativas, deben concentrarse de preferencia en lo que hacían de manera ocasional: observar, comprender y atender las necesidades de aprendizaje del alumnado, para conseguir que se cumpla la función social de la escuela como un derecho de los alumnos a obtener una educación de calidad.

Este momento en que todavía no se aplica plenamente la “reforma” ni se abandonan las prácticas anteriores, nos ubica en un entretanto de indefinición. Al concepto emitido por la reforma sobre “descarga administrativa” parece que se le confunde con la acción de “descarga de documentos” de la computadora, pues diariamente se “bajan” cantidad de instrucciones abrumadoramente administrativas y muy poco académicas, lo que coloca al inspector escolar entre el ser o no ser de los nuevos fundamentos de su función.

Los PPI asignan nuevos significados y funciones a los actores encargados de preservar el orden académico y organizacional de las escuelas, que en tiempos mediatos deberán dar resultados académicos en las escuela. El autodidactismo regresa con mayor vigor como una forma de actualización individual conforme los cursos y talleres ofertados por la SEP orientan el rumbo del quehacer docente.

El diplomado “Una Supervisión efectiva para la mejora del aprendizaje de nuestros alumnos” forma parte de esta estrategia nacional dirigida a los inspectores escolares quienes tienen que vigilar y recomendar sobre las condiciones de estudio y aprendizaje de los niños en congruencia con las formas de enseñanza, impulsar el liderazgo académico de los directivos y fortalecer a los colectivos docentes a partir de la profesionalización de los supervisores de educación básica, de los directivos y, sobre todo, de los maestros.

A la supervisión le corresponde asesorar, acompañar y hacer seguimiento a las actividades del funcionamiento de la institución y el quehacer de los maestros en el aula. Como dice Eduardo Andere en su libro “Director de escuela en el siglo XXI”, Siglo XXI Editores, México, 2017: «No hay labor más interesante, más profunda y más influyente para el futuro de la sociedad que la función de educador, ya sea como líder escolar, director; líder pedagógico, maestro; o líder educativo, autoridad» para apoyar el fascinante proyecto de vida de los futuros ciudadanos que, como se sabe, siempre es complejo y desafiante.

gilnieto2012@gmail.com