LO ÚLTIMO: ¡Al fin hay acuerdos!... Senadores y diputados pactan cancelar ‘pase automático’ a Fiscalía        El presidente Peña recibe en Los Pinos, al gobernador Yunes.        Héctor recorre municipios afectados por desbordamiento de ríos de la Región de Los Tuxtlas.        Nuevas calles, para una mejor Xalapa: Américo Zúñiga        Alcalde electo estuvo presente en reunión donde se planteó crear policía municipal: Américo Zúñiga        El alcalde Américo Zúñiga, supervisa Centro Asistencial de Desarrollo Infantil        Chicharito tiene "roce" y convive con los Duques de Cambridge        Alcalde de Coatza siegue adelgazando la nómina        Conmemorará DIF Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de mama        Supervisan obra del Centro Integral de Justicia Veracruz Norte        Pemex tiene finanzas estables, afirma el Director General, José Antonio González Anaya.        El Infonavit entregará 154 coberturas de seguros a derechohabientes de la CDMX tras sismo        Error,craso error:Nombran a Eruviel Ávila, en la dirigencia del PRI de la CDMX        48,000 mdp el costo de la reconstrucción, anuncia el presidente Peña.        Empleo formal IMSS con cifras de septiembre 2017.        
Visitas: 18,510,641
Miércoles 18 de octubre de 2017     enestahora@outlook.com

En Esta Hora - CONDENA LA CIDH A MEXICO POR ABUSO EN PRISION PREVENTIVA
CONDENA LA CIDH A MEXICO POR ABUSO EN PRISION PREVENTIVA
Zahiere la conciencia social lo que acontece en nuestro país,- producto de la corrupción y la componenda ominosa que prevalece de por años- y que se genera y engendra en la cúpula del poder ejecutivo, pues ahí radican los males que sufrimos en la impartición de la justicia que indigna, pues nunca vamos aceptar que son correctas las resoluciones que dictan los jueces, cuando su ascenso o arribo al cargo que ostentan, se funda en el compadrazgo más abyecto, en tanto sus determinaciones no evidencian autonomía e independencia.


El nuevo sistema penal acusatorio, oral y adversarial que rompe con los viejos patrones o paradigmas de un ministerio público o fiscal que era juez y parte y, por lo mismo, las cárceles están hoy hacinadas de inocentes en tanto se crea en la sociedad la percepción de que son culpables de los delitos que se le imputan y ahora, ante las reformas constitucionales , esencialmente el 1, 18, 19 y 20 existe el temor de que puedan obtener su libertad, pues el nuevo sistema les beneficia si se diera el caso de que soliciten la revisión de sus expedientes, que puede modificar la prisión preventiva oficiosa, por otra alternativa que baje la presión de las prisiones y obviamente que disminuya el desproporcional erogación que hace el Estado, pues esos centros de reclusión que son todo, menos de rehabilitación o que sirvan para reinserción social.

Los jueces y magistrados tienen que resolver con perspectiva de los derechos humanos y, hay que reiterar, aunque parezca cantaleta, una y otra vez, que la prisión preventiva oficiosa es y deber ser excepcional, pues las medidas cautelares son suficientes para respetar la condición humana del presunto delincuente y, de ninguna manera puede verse como impunidad, todo lo contrario, sino como una forma de proteger tanto a la víctima como al victimario en el sentido que ahora, el victimario tendrá que reparar el daño causado en su dimensión plena y la víctima no estará aferrada a que sea la privación de la libertad, el único medio de sanción.

Es de explorado derecho que el delincuente no nace de manera fortuita y que su actuar delincuencial obedece a muchos factores, de ahí que la comisión interamericana de derechos humanos, de la que el estado mexicano forma parte, a través de uno de sus integrantes, James Cavallaro manifiesta su preocupación ante el abuso de la prisión preventiva, que es “general y excesiva” en nuestro país, constituye un problema estructural inaceptable en una sociedad democrática que no respeta el derecho de toda persona a la presunción de inocencia y al debido proceso , como se ha observado en Veracruz que los jueces han actuado como escribanos del gobernante el turno y con un fiscal a su servicio para cobrar venganza y no para hacer justicia, sin ponderar que se ocasiona la “desintegración familiar y la estigmatización de la comunidad”.

Los jueces y magistrados no arriban a esos cargos por su excelencia, profesionalismo, experiencia, independencia y autonomía sino por compadrazgos y connivencias, por lo mismo no resuelven en base a los nuevos postulados legales ,- como es castigar al delincuente y lo más relevante, que resarza el daño causado-, pues las medidas cautelares que ahora existen en el nuevo sistema penal y su código de procedimientos penales son suficientes para ese propósito, y la prisión mediática, como es la oficiosa, estigmatiza al imputado y a su familia y de nada sirve cuando al final de la jornada, el imputado logre los beneficios que ya están previstos y que le fueron negados.

Este nuevo sistema penal que escandaliza en nuestro país, fue impuesto en razón a las violaciones que México ha cometido al través de su historia y la existencia de cientos de presos que injustamente están pagando un delito que, es probable no cometieron, sin embargo, ahora se abre la oportunidad de que, con la medidas cautelares logren su libertad y las tasas de reincidencia se disminuya, amén, que ya no tengan que destinar tantos recursos públicos en la impartición de la justicia, que es una forma de estimular la corrupción e impunidad porque entre más delincuentes existan, mayor será el despilfarro del erario público.

Un ejemplo palmario lo tenemos, de manera reiterada, cuando los jueces federales conceden un amparo para efectos y libertad de jurisdicción, pese a quedar probada la violación constitucional, lo que provoca el rezago que obliga a nombrar más burocracia, en plena negación a la justicia rápida y expedita, lo debe terminar de tajo.

El Estado mexicano tiene que velar porque se respeten los derechos humanos contenidos en el artículo 1 de la constitución política y sancionar a los jueces y fiscales que actuaron en contravención a los mismos, ello, a fin de robustecer la confianza en las instituciones de impartición de justicia de manera que se sientan precedentes y efectivas sanciones a quienes en ejercicio de sus funciones actuaron por consigna o bien por su grado de ignorancia- que no se les exima de sus responsabilidades por sus conductas perniciosas en contra de los imputados- al ser encarecidos de manera descomunal e innecesaria, y siendo Veracruz, a propósito de la embestida que se ejerce contra los que sirvieron en los gobiernos de Duarte de Ochoa o de Fidel Herrera, en que claramente se observa una justicia selectiva, cuando los diputados locales y federales y los senadores, son corresponsables – por omisión u acción- de los delitos que se cometieron, de ahí la condena al estado mexicano por la comisión de derechos humanos , en la reiteración de violación a la dignidad humana y tal parece que no fueron suficientes las condenas de los casos Rosendo Radilla, Algodonero, Castañeda y otros para actuar con más decencia jurídica.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1